Noam Chomsky, te estoy llamando y no descuelgas el teléfono

Hablar de Noam Chomsky es hablar de un Dios mesiánico del Siglo XX, al menos para mi. Seguramente a él no le guste esta afirmación, por sus vinculaciones anarcosindicalistas. Seguramente tampoco le guste la canción de Astrud que lleva su nombre, pero a mi me encanta.

Descubrir como en la guerra de Vietnam él se rebela, descubrir que se auto define como sionista y el resto piensa que es lo contrario…curioso este Noam.

Ha reiterado a menudo que la política debería ser cosa de todos y no dejarse en manos de la intelligentsia…curioso este Noam.

Mi biografía [parte I]

Me encanta contar historias, de hecho es parte de mi profesión. Disfruto ayudando a generar historias reales, bonitas y memorables a proyectos/entidades/personas. Es eso que la modernez llama storytelling, construir el relato y demás nombres milongueros para nombrar a el contar una historia de toda la vida.

En mis formaciones #Aprender_a_contarlo repito constantemente que debemos generar anclajes emocionales con el oyente/auditorio, generar imágenes en sus cerebros e intentar ser memorables (otro día os doy la turra con estas teorías mías en un articulo especifico).