Crónica Villanueva en Sala Hangar

By 14 febrero, 2015Crónicas

Compre siempre Viajes de ida a Villanueva

Los gallegos Villanueva presentaron su primer disco “Viajes de Ida” en la sala Hangar

Hay personas que nunca compran billetes de vuelta. Ya se verá, ya improvisaremos, dicen. A lo más que aspiran es a una vuelta abierta.Tener solo viajes de ida es una actitud.Villanueva titula con Viajes de ida un enigmático primer disco que envuelve diez cortes. Ni el nombre del grupo, ni el título del disco, ni tan siquiera la portada nos da una pista de por donde irán los tiros.

Todo son pistas para despistar.

Tras mucho buscar en Internet, he perdido la cuenta de cuantas localidades llamadas Villanueva hay en el mundo, de cuantos miles de personas se apellidan así. Visto lo visto, en la era en la que lo importante es diferenciarse mediante el nombre/marca (naming lo llaman los modernos), llamarse Villanueva es una declaración de intenciones. ¿Qué nombre pongo a un proyecto musical? Fácil, mi segundo apellido, el resto lo demostraré en las tablas.

Todo son pistas para despistar.

Josete Díaz y los suyos aparecieron con sus bártulos en la sala Hangar a presentarnos su primer disco de la mano de Girando Por Salas (GPS), prácticamente el único proyecto del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte de apoyo a la música en vivo. Triste radiografía del escaso o nulo apoyo institucional al mercado musical.

Las canciones aparecen en escena con menos texturas, más rockeras a como Ángel Luján (productor y alma de esta aventura y de otras con Annie B Sweet, Vetusta Morla y Le Punk) las ha recogido en el disco. Cada tema delata la sobriedad con la que están redactadas las letras, pero en directo sale de esa atmósfera oscura que cubre las pistas del CD.

En vivo suenan a montaña rusa de sonidos que van desde el pop, hasta un rock con una voz que si cierras los ojos puedes escuchar, a veces, a Fino Oyornate con un filtro Abraham Boba y sus León Benavente actuales. Josete sale armado con guitarra acústica envolviendo una batería de infarto (espectacular puesta en escena), un bajo contundente, una guitarra eléctrica y algún arreglo de programación.

Mi preferida, Ahogándonos, suena en directo como una letanía por el amor y las mentiras. Su single Bombas nucleares nos hace saltar en su estribillo. Para defender En vena se despoja de su guitarra, micrófono en mano y durante más de 5 minutos convierte el escenario en un lamento postnoise enclaustrado repitiendo como un mantra su estribillo en vena por ti…

Amables, casi entrañables en escena, arrancaron con el último tema del disco Extraño para una escasa entrada de público. Todo son pistas para despistar, de los pocos conciertos que he podido ver empezar por el último corte del disco. Autofotos con el público, invitaciones a participar en sus canciones y convidadas a tomar su licor de café traído desde su Vigo natal. Bravo por ellos, jugando todo en su contra lo dieron todo, bolo de los de recordar, de los de decir yo estuve viendo la presentación de su primer disco en directo.

Villanueva están dando mucho que hablar y más que darán. Estoy haciendo cola para comprar su próximo trayecto, solo con viaje de ida.

ENLACE A LA PUBLICACIÓN EN CÓRDOPOLIS

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies