Crónica Aurora & The Betrayers en Sala Ambigú

By 11 diciembre, 2016Crónicas

Aurora no traiciona.

Aurora & The Betrayers presentaron por primera vez su directo en Córdoba en la Sala Ambigú.

Dos discos ha tenido que sacar esta banda con influencias de rock de los 70 pasando por el R&B o el soul de los 60 para recalar en Córdoba. Aurora y los suyos vinieron a una Sala Ambigú llena, con su nuevo álbum Vudú bajo el brazo y deslavazaron el disco completándolo con temas de su aclamado larga duración de debut Shadows go away.

Sobre el escenario la fuerza de una banda cohesionada de 9 musicazos con guitarra, bajo, batería, trompeta, saxo tenor, teclados junto a dos coristas con coreografías y la fuerza arrolladora de Aurora García, que sigue confirmando que es una de las grandes voces de la música negra estatal de los últimos años.

Arrancó la noche con Opus nº 1 y ya se podía atisbar la mirada desafiante de Aurora y sus gestos de frontwoman que enamora cuando cogió el micrófono para interpretar Fire con teclados que hacían buscar en el ambiente a Julián Maeso, amigo y colaborador de la banda. Continuaron con If you could be me, bajando el ritmo con Take me away para recuperarlo tras Vudú con Ain´t got no feelings.

En la parte final del concierto la cosa fue de gastar suela bailando con canciones como Get down, dedicada a Nita de Fuel Fandango, con la que la interpretó en el concierto de la Joy Eslava, o con Who do you think you are, con ritmazo cual Aretha que nos puso a todos a danzar para terminar con From love to hate, dedicada por Aurora a un ex amor con todo el descaro y delicadeza posible.

Bises de rigor y nos enamoraron con Walk to the stars y sus maravillosos órganos, para desempolvarnos con un salvaje Hey, Hey llegando al final con Losing my mind, en la que Aurora y su banda nos invitaron cual coro gospel a acompañarlos poniendo el momento álgido de la noche.

Aurora & The Betrayers no te deja indiferente, son inclasificables, son eclécticos. El combo son una batidora de folk americano, soul y el R&B de los 60 y 70 pasado por un tamiz de gospel en algunas ocasiones. Brutales en directo por su música y el histrionismo de Aurora.

Si buscas una traducción directa de Betrayers en Google te pone “traidores”. Aurora y los traidores, buen nombre para una banda aunque ellos no traicionan. Hacen lo que les apetece y lo hacen muy bien. En disco o en directo no te dejan quieto, los pies se mueven con sus magníficas ejecuciones. Banda de referencia en este país.

Hace tiempo escribí algo sobre enamorarse de cantantes de música ligera. Anoche Aurora nos enamoró mucho más si cabe que ninguna cantante de Eurovisión en blanco y negro nunca vista. Por el descaro, por la pose, por la maravillosa voz, por cantar mirando a los ojos al público de las primeras filas, por hacernos sentir Betrayers. Ayer todos queríamos ser traidores, ser tus Betrayers.

PD: Gracias al Chino y su equipo de la Sala Ambigú por traer apuestas alejadas del mainstream, de lo comercial, de lo “independiente”. Larga vida.

 

ENLACE A LA PUBLICACIÓN EN CÓRDOPOLIS

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies