Los Reyes son los padres

By 19 enero, 2013Blog

Los Reyes son los padres

Eso solían decirme en el patio del colegio y yo me negaba a creerlo. ¿Cómo iban a ser mis padres unos seres mágicos que llevaban juguetes y alegrías un día al año a todos los sitios?.

Con el tiempo descubrí que mis padres compraban los regalos encargados por los de Oriente. No es que mis papas fueran mágicos, es que los mágicos no existían.

Todo cuadraba, mis catálogos de juguetes en la mesilla de noche de mis papas que por arte de magia desaparecían de mi cama cuando me dormía; la carta escrita a principios de diciembre “por si acaso se terminaban en la fábrica de juguetes de los reyes”; las tardes en la enagüillas de brasero de mi vecina Paquita mientras iban a comprar unas cosillas o la grúa de construcción amarilla con pilas de la marca Rico que se escondía debajo de la cama aquel año.

Al final resulto ser verdad lo que Jorge me contaba en el patio del colegio o en la tierra amarilla (plaza con albero en la que jugábamos), al final los reyes eran los padres, los reyes no existían.

Aquello pasó como pasa con todos los niños y la pubertad llego corriendo y se fue, la adolescencia llego corriendo y se fue, pero la falta de convencimiento acerca de que mis padres no fueran los reyes magos a veces me ponía nervioso.

Con el tiempo he descubierto que los reyes magos si existen y son ellos. Son mis padres. Gracias a ellos uno hace lo que hace, cuenta lo que cuenta y vive de lo que vive.

Son ellos porque siempre me han regalado su apoyo. Son ellos porque para ellos no ha sido fácil dejar hacer, dejar que te estrelles y te levantes sujetando siempre la red y las cuerdas del trapecio en el que tú te mueves.

Sólo los reyes magos no preguntan, no cuestionan. Seguro que no ha sido fácil. Seguro pensaron lo que piensan todos los padres “hijo, haz esto o lo otro que tendrás un buen trabajo y ganarás mucho”. Ellos no me dijeron nada cuando cambie de rumbo.

Es ahora con el paso de los años, mirando atrás, cuando más valoro las tertulias de sobremesa en casa hablando de política, la libertad de hacer lo que más feliz te haga, no estar mediatizado por la rentabilidad económica sino por la rentabilidad emocional. Es ahora cuando te das cuenta de los valores que has vivido, de las cosas que te contaban, de las cosas que te aconsejaban.

Por todo eso, sólo me queda decir que los reyes magos si existen y son mis padres, por lo menos para mí.

Gracias papá, gracias mamá.

PD: quizás por eso todos los años desde hace 9 quiero ser rey por un día, aunque sea por sorteo.

PD2: a veces es difícil encajar un KO…Me encanta La Legendaria Familia Stinson

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies